Economia de movimiento en Kenpo

 

Por: Ingmar Johansson

 

El Kenpo es un sistema que se basa en muchos aspectos. Es una de las artes sobre las que más se ha escrito en todo el mundo. Tiene conceptos, principios, lógica, reglas de movimiento e incluye además un sistema de autodefensa eficaz y devastador. Si entendemos y seguimos las reglas y principios del movimiento,  es uno de los sistemas más complejos, ya que no sólo se aprende a dar puñetazos y patadas sino también a estudiar el movimiento. En mi opinión esa es la genialidad del sistema de autodefensa del Ed Parker´s Kenpo. Este artículo analizará algunos de los aspectos que hacen de la “economía de movimiento” un concepto tan importante. He elegido este tema porque es un término que se utiliza frecuentemente en clases y seminarios pero que no suele entenderse en su totalidad, ni se le da todo el valor que se merece. Por eso trataré de explicar ciertos principios que contribuyen a lograr la economía de movimiento.

La fluidez del movimiento, combinada con una mecánica corporal adecuada, mejorará la ejecución y te ayudará a convertirte en un mago del movimiento y a saber lo que es necesario para ser un alumno o profesor fuerte y eficaz. Solamente aprovechando bien el tiempo, es decir,  analizando y observando los movimientos como estudiante de Kenpo, se puede mejorar la comprensión de estos principios, no hay atajos. Como decía Parker, refiriéndose a lo que acabamos de explicar sobre el entrenamiento inteligente: “Si quieres ser bueno no tienes más que entrenar y años después acabarás siendo bueno”.

 

La “E ” mayúscula

La “E”  mayúscula es una expresión que Richard “Huk” Planas suele utilizar muy a menudo, hace alusión a la “Eficacia”. Así, en Kenpo no nos gusta emplear más tiempo del necesario para hacer algo, es decir, intentamos acabar la pelea de un solo golpe devastador.

Si el adversario no ha caído al suelo en el segundo o tercer movimiento, es probable que estemos perdiendo la pelea. La razón es la falta de comprensión o el mal uso de la mecánica corporal y de los principios del movimiento.

Uno de los principios es el recorrido: Este tiene que ser suficiente para conseguir el objetivo, es decir: la espacio entre el punto A y el punto B, o la distancia que recorre un arma para golpear un punto  causando el daño suficiente para detener o anular cualquier contraataque del adversario. Los que practican Kenpo aprenden en las primeras fases del entrenamiento  que el arma más cercana, atacando el objetivo más cercano no será eficaz sin el recorrido y la mecánica corporal adecuada. Podemos dar un ejemplo: cuando la mano adelantada está demasiado cerca del adversario para darle un golpe eficaz, es la mano retrasada  la que tiene que aplicar el golpe con economía de movimiento. Hay que moverse desde el punto de origen y entender a la perfección nuestras armas, los objetivos y las reacciones que provocaremos en el cuerpo del adversario como consecuencia de nuestros golpes.

 

Mejorar la habilidad, “no sobre-matar” (“Over skill not over kill”)

Cuando otros artistas marciales observan el Kenpo, un error frecuente es creer que golpeamos a nuestro adversario demasiadas veces. A esto ellos lo llaman “overkill” (sobre-matar). El objetivo de los golpes es entrenar para llegar a mejorar la propia habilidad, no a “sobre-matar” al oponente. Por eso tenemos que entender que las extensiones preestablecidas no son importantes para la economía de movimiento. Las extensiones están en el sistema para completar las categorías de las bases y de los movimientos en todas las formas en las que se pueden aplicar. Tenemos que darnos cuenta  que si después de golpear diez veces a un adversario, este todavía está en pie y tenemos que seguir golpeándolo, es porque el Kenpo no está funcionando correctamente debido una falta de mecánica corporal y principios adecuados.

Según Planas, las extensiones se hicieron para la gente que no se daba cuenta de que estaba cometiendo ese error.

Desde mi punto de vista, lo mejor es entrenar las extensiones para trabajar la mente y crearlas tú mismo. La principal razón de las extensiones es comercial. Si uno es capaz de entender al cien por ciento lo que ha aprendido en el arte, podrá extender o añadir movimientos si los necesita partiendo de cosas que haya hecho en otras técnicas. Esto se puede hacer utilizando cosas que ya se saben y que se han practicado muchas veces, sin tener que aprender más de lo necesario, ya que esto es más que suficiente para llenarnos la cabeza.

Más no significa necesariamente mejor. Simplemente es más cantidad y probablemente menos calidad.

Vamos a hablar ahora de unos cuantos principios que se centran en la “economía de movimiento” y que hacen que el Kenpo sea más eficaz.

 

Carga

Cuando se realiza un bloqueo descendente tenemos que darnos cuenta de que estamos cargando la mano, yendo en la dirección opuesta a la que realizaremos el bloqueo. Por eso, para conseguir el recorrido necesario para el bloqueo es fundamental no levantar la mano y el antebrazo por encima del plexo solar o del codo contrario al cargar. Esto debería darnos recorrido suficiente para ejecutar un bloqueo efectivo. Tiene relación con el uso del “principio del gato” con la mano y no sólo con el pie. Como deberías saber, el gato hecho con el pie adelantado sirve para efectuar una carga mínima del pie, no máxima. Esto pone el pie en una posición cargada con una rodilla doblada, para así lograr el recorrido y la mecánica necesaria para ejecutar una patada eficaz a una distancia mínima. Un pie atrás daría a la patada la distancia máxima de movimiento. La clave está en que también lo aplicamos a la mano, por la misma razón.

Es frecuente ver alumnos levantando la mano a la altura del hombro, que sería lo mismo que el caso del pie atrás pero en esta ocasión se le da a la mano más distancia de recorrido. En este bloqueo no es necesario hacer esto.

Otro ejemplo es “Espada Retrasada” (Delayed Sword), que es la primera técnica que se enseña.  Después de haber hecho un bloqueo interior, los principiantes acostumbran a quitar o recoger la mano de manera inconciente ya que hacen el bloqueo  demasiado avanzado para efectuar luego el golpe con el canto de la mano. Esto ocurre porque el cerebro sabe que no hay recorrido suficiente para ejecutar un golpe eficaz y entonces automáticamente, el cerebro carga la mano por ti, es decir, si nosotros no lo sabemos, el cerebro sí sabe lo que se necesita para conseguir potencia. Aquí es donde entra en juego el aprendizaje de la economía de movimiento desde el principio. La regla de la economía de movimiento incluye este movimiento básico en el que nunca nos limitamos a bloquear, sino que tenemos que cargar al mismo tiempo. Tenemos que bloquear y golpear en dos movimientos; no bloquear, cargar y luego golpear en tres.

Otro principio que se utiliza en esta técnica viene de la patada frontal, que no solamente se realiza para cancelar la altura de los adversarios, sino que también nos proporciona más recorrido en el golpe, para aumentar la eficacia con ayuda del matrimonio con la gravedad.

 

Principio de golpeo y carga

Es un principio que se utiliza en la mayoría de los sistemas. En la primera lección, el alumno aprende a dar puñetazos desde una posición de jinete, para separar las manos de la parte inferior del cuerpo. Primero empieza con una mano estirada en posición de puño y la mano contraria cargada al lado contrario. Cuando ejecuta el puñetazo con la mano contraria, aprende a recargar la mano estirada. Esto es lo que llamamos el principio de golpeo y carga, cuando una mano golpea la otra tiene que cargarse para el próximo golpe, ya que nosotros nunca cargamos o chequeamos en movimientos separados. Un ejemplo sería la técnica del “Lanzando la Maza” (Darting Mace), cuando el adversario nos agarra el brazo derecho con las dos manos, levantamos el brazo izquierdo por encima de sus brazos y contraatacamos agarrando con la mano derecha su muñeca derecha. Damos un paso al frente a un arco neutral izquierdo y dejamos caer el antebrazo izquierdo con el peso del cuerpo sobre los brazos del adversario, para cancelar su altura, tirando de nuestro brazo derecho hacia atrás y hacia el lado derecho o hacia la posición de carga, mientras que con el izquierdo continuamos golpeando hacia delante debajo de la barbilla o en la mandíbula del adversario, utilizando el principio de  fuerza prestada, al estirar el brazo. Este movimiento nos coloca en la posición de golpeo y carga. A partir de este punto, los movimientos se alternan con el principio de golpeo y carga, una mano golpea mientras que la otra se carga sin perder el movimiento. Aquí podemos ver claramente cómo se alternan las manos. Miyagi, al final de Karate Kid II, le lleva a Daniel-san un tambor pequeño con dos bolas atadas. Cuando empieza a girar el tambor, una de las bolas golpea el tambor mientras la otra se carga y Miyagi le dice a Daniel-san: “Este es el secreto de mi sistema”.

 

Nunca hay que chequear o cargar en movimientos separados

Aprendí este principio por primera vez entrenando palos con Planas. El chequeo y la carga son movimientos extra si los haces por separado, por eso, cuando una mano golpea, la otra tendría que estar cargada. Un ejemplo sería “Martillos Tronando” (Thundering Hammers). Un error muy frecuente después del primer golpe es chequear en un movimiento separado, levantando la mano derecha por encima del brazo derecho del adversario y luego golpear al adversario en el riñón izquierdo. El chequeo ya se había hecho en el primer golpe: cuando el oponente se dobla por el golpe recibido, su brazo cuelga en nuestra línea central, que desde esta posición es el único golpe posible que él puede dar, intencionadamente o no. Este golpe ya está cubierto o chequeado desde la posición de nuestro primer golpe. Cuando perdemos esa posición moviéndonos hacia la parte superior de su brazo, no chequeamos sino que abrimos nuestra línea central y él nos puede golpear.

 

Agregar movimientos extra

Una patada de cuchara es un buen ejemplo en el que el punto de origen es importante. Atacamos con un golpe de martillo a genitales en posición de rodilla cerrada de revés con tu pie entre sus piernas. Al cubrirse saliendo (cover out), es frecuente ver a los alumnos dar un talonazo en la ingle del adversario y luego apoyar el pie, antes de cubrirse saliendo. Esto es un tiempo perdido. Si la patada se hace de cuchara, el movimiento debería utilizarse para alejarse del adversario, yendo a tu guardia cruzada para cubrirte saliendo.

 

Otra cosa que podemos ver frecuentemente en la técnica  “Cinco Espadas” (Five Swords) es la guardia cruzada trasera utilizada como una postura, deteniéndose momentáneamente antes de dar el golpe de canto con la mano derecha en el cuello del adversario. Si se hace de esta manera será un tiempo perdido. Una forma más rápida y fluida es utilizar el principio de rebote con el puño derecho, la mano derecha va hacia atrás y hacia arriba, desplazando el pie izquierdo, lo que significa que cuando el pie se mueve, todo el cuerpo gira al mismo tiempo, y no luego, que es lo que ocurre con la guardia cruzada, para colocarnos en la posición con el golpe, en un único movimiento. Siempre hay que ahorrar movimientos, no añadirlos, pues eso no nos aporta nada más que tiempo perdido, dándole al adversario la oportunidad de moverse.

 

Principio de Composición

Sin embargo, en cierto modo añadir o incluir movimientos no tiene por qué ser malo; Voy a dar ejemplos en los que añadir movimientos tiene un efecto positivo, siempre que se haga con la mecánica apropiada y en el tiempo correcto. El principio se llama de “Composición”.

Decimos que cuando hacemos un “heel palm” (base de palma), hacemos un “heel palm-claw” (base de palma – golpe de garra), y cuando hacemos un “claw” (golpe de garra), hacemos un “heel palm-claw”. Hay muchas técnicas en las que aplicamos esto, como “Enganchando Alas” (Hooking Wings), “Cuña Penetrante” (Thrusting Wedge), etc. Otro ejemplo es la técnica de “Escudo y Espada” (Shield and Sword), donde acabamos en guardia cruzada para, al desenrollarnos, utilizar  la torsión de la rotación para ejecutar un golpe de martillo con la mano derecha en el riñón izquierdo del adversario y con el impulso de la última parte de la rotación, le damos una patada circular en el riñón derecho, que es el mismo movimiento compuesto que el que se hace en “Cinco Espadas” (Five Swords), pero en horizontal.

Observemos que en la rotación debería haber dos golpes aprovechando el principio de torsión. Otro ejemplo sería la técnica “Cinco Espadas” (Five Swords), en la que en el cambio de posición a arco adelantado se producen dos golpes. El golpe de canto diagonal descendente con la mano derecha, seguido por un golpe de base de palma izquierda, el cual, es el principal motivo para que la posición cambie y también nos permite cargar la mano derecha para el próximo golpe.

 

El Principio de la Grulla

Cada vez que cruzamos nuestro cuerpo podemos añadir movimientos si nos es posible. Esto es lo que llamamos el “Principio de la Grulla”. En la técnica “Grulla Brincadora” (Leaping Crane) se pone en práctica este principio dos veces. La primera vez cuando la mano derecha se carga hacia la izquierda, golpeamos el brazo del adversario para provocar dolor y anularlo. La segunda vez es el reverso del primer movimiento. Damos un golpe de nudillos en el riñón izquierdo del adversario y cargamos la mano derecha al lado derecho, preparada para un codazo horizontal hacia dentro.

 

Muchos tres, unos pocos cuatros

Uno de los principios del movimiento en el Kenpo es hacer todo lo que podamos de una vez, siempre que no haya nada que frene o le reste eficacia a los demás movimientos. Hay unas pocas técnicas en las que hacemos más de tres cosas en el primer movimiento. Por ejemplo, en “Grulla Brincadora” (Leaping Crane) saltamos hacia la izquierda a la posición de grulla, utilizando la mano izquierda para desviar el puñetazo derecho del adversario. Nuestra mano derecha se mueve a la izquierda para cargarse, preparándose para el golpe en el riñón izquierdo del adversario, con los nudillos hacia fuera y hacia abajo. Al moverse la mano derecha hacia la izquierda, podemos aprovechar el movimiento de carga y golpear el brazo derecho del adversario para distraerle. Aquí tenemos un ejemplo de cuatro cosas que se hacen a la vez. El salto, el desvio, el golpe en el brazo y la carga del pie para el siguiente movimiento. Ed Parker solía decir: “Le golpearía también con el pie izquierdo si no tuviera que utilizarlo para mantenerme de pie”. Otro ejemplo sería “Obsequio de destrucción” (Gift of Destruction),  en el que saltamos hacia delante con el pie izquierdo, tiramos de la mano derecha, golpeamos el codo derecho del adversario con la mano izquierda y le damos un rodillazo a genitales. Todas estas cosas tendrían que hacerse en el primer movimiento. Así es como hay que maximizar el movimiento.

 

Otros factores importantes

Una mecánica corporal adecuada es la parte más importante para ser efectivo. Al sincronizar el movimiento de la parte superior e inferior del cuerpo, aumentamos la potencia y la eficacia en cada movimiento que hacemos. Estaremos entonces golpeando con todo el cuerpo. En Kenpo decimos que nunca golpeamos con una mano, un brazo, un pie o una pierna, sino que siempre lo hacemos con el cuerpo entero, o dicho con otras palabras, movemos el cuerpo como una unidad.

Mi consejo es hacer las técnicas y las formas a cámara lenta o a la velocidad de Tai Chi. Al hacerlo así, podemos sentir cómo generamos potencia moviéndonos correctamente, si seguimos los principios de la mecánica del cuerpo. Progresivamente vamos aumentando la velocidad, pero la eficacia seguirá ahí. Hay que recordar que la velocidad es una ilusión del movimiento apropiado. El control del “timing”(tiempo apropiado) es la base más importante; si el timing no se controla, tampoco habrá efectividad. La mecánica de la parte superior e inferior del cuerpo puede estar bien por sí misma, pero si no se mide correctamente en función del tiempo, no servirá de nada.

Hay muchos factores importantes para asegurar la victoria. Recordemos el lema del Kenpo: “velocidad, potencia y precisión”, pero tengamos en mente la potencia y la precisión primero, acompañadas de la velocidad suficiente para lograr el objetivo.

Espero que hayáis disfrutado de este artículo. Obviamente hay muchas más cosas para mejorar: hay que estudiar el arte de forma inteligente, ser crítico y hacer muchas preguntas. Les deseo lo mejor en su camino para alcanzar el máximo potencial.

 

Atentamente

Ingmar Johansson

Profesor Assoc.

Linaje Parker/Planas

Kenpo Suecia

 

 

Translate »